"Hormigón y Negro"

Los nuevos clientes acuden a nuestro estudio bajo la recomendación de los propietarios de la vivienda unifamiliar que podéis ver en la web titulada como "El elogio de la sombra", que realizamos en colaboración con el Estudio HÚS. Son amigos entre sí y, aunque la obra que van a realizar no es tan grande, buscaban profesionales que les realizaran un proyecto y vigilaran que se respetaba el diseño durante las obras. Participamos con ellos en el momento en el que tenían dudas sobre si quedarse con su casa o no, y les ayudamos, con nuestra opinión profesional, sobre si podían obtener el partido que pretendían en su anterior casa. Nos transmitieron que contarían con nuestro estudio para la adaptación de una u otra vivienda, tomasen la decisión que tomasen finalmente. Pasado un tiempo, los clientes acuden a nosotros ilusionados con los planos de su nueva adquisición deseando que proyectemos lo que sera "su nueva casa". Un presupuesto que debe estar controlado y un programa de vivienda que conserva parte de la tabiquería original, condiciona el planteamiento de proyecto. Debemos modificar el acceso a uno de los dormitorios, que en origen se realiza desde otro dormitorio y no resulta práctico. EL objetivo es redistribuir manteniendo tres dormitorios, eliminar el pasillo tradicional y el hall cerrado y transformar una cocina tradicional con tendedero en un espacio que se integre en el resto de estancias. La propiedad busca un concepto de vivienda actualizado, donde los espacios abiertos y la intercomunicación visual de zonas delimitadas virtualmente por disposición de volúmenes, formas o puertas correderas con aspecto de grandes biombos separadores, sea la nueva vivencia. Con el objetivo de controlar la inversión se mantienen los dos baños en su posición original. Acentuamos su disposición y ordenación “limpiando” su perímetro de albañilería y puertas, generando un volumen que hay que rodear para llegar a la habitación principal en suite. Las dos habitaciones de las hijas están dispuestas de forma simétrica y se plantean comunicadas entre sií de una forma particular. Utilizamos una solución de tres puertas correderas : una central embebida en el tabique separador de las habitaciones, que las independiza entre sí, y dos puertas más pequeñas que acometen contra la anterior, dotando de intimidad a las habitaciones con respecto al resto de la vivienda. En el centro de la vivienda proyectamos un volumen exento realizado con tabiquería que acoge, por un lado, un nicho para ubicar un armario empotrado que oculte la cama de cortesía , y por el otro una estantería de obra que da a un distribuidor más privado. Este volumen separa de forma clara las zonas de día y de noche y sirve para circular a su alrededor. Unas puertas correderas de suelo a techo, lacadas en negro, funcionan como un biombo. En posición de cerrado otorgan intimidad a ese eventual dormitorio de invitados, en posición abierta el espacio se destina a una zona de estudio polivalente para toda la familia y se comunica visualmente con el salón y la cocina, con lo que se multiplica la sensación de amplitud. Esta es una de esas viviendas que ha ganado en transcurso del proyecto de forma ostensible. Al realizar las demoliciones descubrimos que las vigas de hormigón armado que recorren de un lado al otro la vivienda tienen el dibujo de la veta de madera de las tablas de encofrado marcadas como relieve. Nos quedamos con ellas y las potenciamos... y de repente, el proyecto cambia y toma personalidad. En consecuenca, se modifican los encuentros y acabados de determinadas zonas con el falso techo y con los dos pórticos que se dejan vistos, protagonistas del espacio. El volumen que en proyecto alojaba en su interior el frigorífico, ahora queda como una caja exenta, que no llega a techo y tampoco cierra contra la viga inmediatamente superior, como si pasara limpiamente por debajo de ella. El panel de entrada que se planteó como una celosía, se conserva tal cual y, como si de un tablero apoyado sobre el canto de la viga se tratara, se pinta de color negro. En definitiva, varios "guiños" realizados sobre los distintos volúmenes que marcaban la diferenciación de espacios, al tratarse de forma independiente, con estéticas distintas, y alturas diferentes, hace que se vea acentuado el efecto al que hacíamos alusión en el titulo del proyecto. La lectura de la vivienda se realiza con planos y volúmenes en blanco y negro que se enmarcan con potentes pórticos de hormigón armado. Un recuerdo lejano a la "arquitectura De Stijl", siempre enunciado por nuestra parte con la mayor humildad del mundo. ¡Esperamos que percibáis todo lo que os contamos!

Vista desde el hall